La galla ciencia 6

LA GALLA CIENCIA, 6
Varios autores
Murcia, 2016
Cada vez que se presenta una revista poética, se reaviva la pregunta de para qué sirven las revistas poéticas. Una pregunta inútil que nos remite a otras y que desemboca en la eterna de para qué sirve la poesía, como si los otros géneros hubieran demostrado fehacientemente su utilidad. Preguntas que formulan los encadenados por una sociedad pragmática, los que nunca entenderán que los mejores gozos son los que no se razonan, se viven. Es evidente que, si están ahí revistas y poemas, es porque sirven; de lo contrario no existirían. El ruido mediático acalla las respuestas argumentadas de quiénes han sabido responder, como Luis García Montero. Pero esta disquisición es retórica. Quien emprende el proyecto de una revista literaria, o de una revista poética como es el caso, no deja que las preguntas lo retarden ni lo retengan. Como todas sus hermanas, la murciana La galla ciencia no es hija del cálculo sino del entusiasmo, de la pura pasión. En febrero de 2014 apareció su primer número y acaba de asomar el sexto. A sus artífices les ronda la afirmación de Juan Ramón Jiménez de que es incomprensible que una revista literaria dure más de cinco años. En los tiempos de JRJ, una revista poética era un negocio ruinoso y ahora también. Por eso los de La galla ciencia proyectan cada nueva entrega como si fuera la última, y aseguran que se quedan vacíos en todos los sentidos. Lo mejor es que han ido conformando un equipo, que sigue abierto según Noelia Illán, y comparten los sinsabores, los preparativos y también las satisfacciones. Joaquín Baños, Samuel Jara, Daniel J. Rodríguez, la diseñadora Vanessa Castaño y la propia Noelia se han volcado en el sexto número, que dedican por segunda vez a Virgilio, y en el que rinden homenaje a una revista que otro grupo de entusiastas, en este caso asturianos, capitaneados por José Luis Piquero, sacó a la luz hace veinticinco años. Ahí están buena parte de los colaboradores de entonces, que eran promesas en aquel tiempo y hoy son poetas cuajados. Junto a ellos, nuevas promesas, y el inédito de una voz legendaria, la de Víctor Botas (1945-1994). Más allá de la muerte, sigue pletórico.


Haiku de las estaciones

VARIOS AUTORES
Haiku de las estaciones
Coordinación Alberto Manzano, colaboran Francisco Lapuerta, Javier Parrilla y Tutomu Takagi
Hiperión, Madrid, Edición d 1985 revisada en 2016
Hay cosas que reconcilian con uno mismo: cuando el frío te arrincona ante una manta y un buen libro, a veces se agradece lo que ya conocías. El haiku ha ido expandiéndose sin perder su pequeño tamaño, se ha modernizado, se ha occidentalizado, pero conviene no perder de vista sus orígenes y regresar a ellos de vez en cuando para orientarse.

Juan Eduardo Cirlot, El peor de los dragones

JUAN EDUARDO CIRLOT
El peor de los dragones, Antología poética 1943-1973
Edición de Elena Medel
Siruela, Madrid, 2016
El poeta «no es otra cosa que el exhumador de un mundo antes irredento».

Efémera, de Benítez Ariza

JOSÉ MANUEL BENÍTEZ ARIZA
Efémera
Takara Editorial, colección Wasabi, Madrid, 2016
«Escribir un diario íntimo destinado a la lectura de otros». El gaditano José Manuel Benítez Ariza (1963) ha mantenido un diario en las redes sociales durante diez años.

Ramón Gaya, cartas a sus amigos

RAMÓN GAYA
Cartas a sus amigos
Edición de Isabel Verdejo y Nigel Dennis
Pre-Textos, Valencia, 2016

Las cartas reunidas de Ramón Gaya complementan las obras completas de un artista prolífico y polivalente, que se consideraba a sí mismo «un pintor que escribe».

Trescientos poemas de la dinastía Tang

LITERATO SOLITARIO DEL ESTANQUE FRAGANTE
Trescientos poemas de la dinastía Tang
Edición bilingüe de Guojian Chen
Cátedra, Letras Universales, Madrid, 2016

«Todo pasa desde siempre / como las aguas del río / que corren hacia el este». Las palabras de Li Po tienden un vínculo entre todos los tiempos que la mente del hombre ha podido abarcar.

En torno a Salomón y el Cantar de los cantares

CLARA JANÉS
Una estrella de puntas infinitas. En torno a Salomón y el Cantar de los cantares
Discurso leído el 12.06.2016 

«El enigma ronda la escritura» repite Clara Janés, para quien la poesía sale a descubrirnos desde dentro. Por eso ha dedicado su discurso de ingreso en la Real Academia al poema más enigmático, el Cantar de los cantares. La piadosa mentira de que pudiera haberlo escrito el rey Salomón diez siglos antes de Cristo, junto con la creencia de que pudiera tratarse de una alegoría, lo integraron en el catastro de los libros sagrados hacia el año 70 de nuestra Era. «Todavía me parece incomprensible», se maravillaba Guido Ceronetti, uno de los más profundos exégetas del poema. En realidad, como dice Janés, es un sartal de requiebros (por cierto llenos de sensualidad y de picardía) que intercambian dos amantes. «No tiene principio ni medio ni conclusión; como libro es el más descosido de los Hagiógrafos; no contiene nada, no significa nada; nada más allá de una letra y una canción a dos voces en una mala copia» recalcaba Ceronetti. Sin embargo se incluyó en las Escrituras y se interpretó como conversación divina desde el siglo XII, e incluso se le buscaron simbologías alquímicas en la obra de santo Tomás de Aquino. Pero lo que a Clara Janés le ha interesado más es precisamente el poder del enigma, el afán de desentrañarlo que impulsó en el Renacimiento a unos estudiantes de la universidad de Salamanca, insatisfechos por la traducción de san Jerónimo, a acudir a las fuentes originales hebreas. Arias Montano domesticó la traducción convirtiéndola en égloga, pero Fray Luis de León la vertió directamente al castellano, lo que le supuso los disgustos y desencuentros con la Inquisición que, «como decíamos ayer», son de sobra conocidos. Y el caso es que, los versos hebreos, carentes de vocales y por tanto muy ambiguos, una vez reinterpretados por el agustino de Benavente, seguían siendo tan sensuales, y por tanto tan incomprensibles para los que les buscaban una explicación sagrada, que santa Teresa escribió: «tan oscuro nos queda como el latín». Y sin embargo, el humus de aquel poema antiguo fermentó en la sensibilidad de san Juan de la Cruz y rebrotó transmutado en el Cántico espiritual. Ese es el viaje que resalta Janés.

Hablando solo por la calle, de Salvago











JAVIER SALVAGO
Hablando solo por la calle
Isla de Siltolá, Sevilla, 2016

Mientras que otros han necesitado un esfuerzo para adaptarse a la moda del aforismo, para Javier Salvago (Paradas, Sevilla, 1959) es una continuación natural de su oficio de guionista.

Gloria, de Martínez Mesanza



JULIO MARTÍNEZ MESANZA
Gloria
Ediciones Rialp, Madrid, 2016
Uno de los poemas del último libro de Julio Martínez Mesanza (Madrid, 1955) se llama «Los símbolos cansados»,

El Bosco

Acudimos en tropel a ver en vivo la mayor reunión de obras de El Bosco que ha podido celebrarse desde Felipe II.

Duermevela


EDUARDO GARCÍA
Duermevela
Visor, Madrid, 2014

«A los poetas que pensamos, se nos excluye», era la queja que deslizaba en privado Eduardo García, en los momentos de insatisfacción que todos los poetas sienten alguna vez.

Jaime Gil de Biema, Diarios 1956-1985


JAIME GIL DE BIEDMA
Diarios 1956-1985. 
Edición de Andreu Jaume 
Lumen, Barcelona, 2016

«Un diario debe servir antes que nada para una finalidad práctica». Así de decidido se expresaba Gil de Biedma (1929-1990) en el primero de los cuatro que fue redactando a lo largo de su vida.

Poemas pequeño-burgueses


JUAN BONILLA
Poemas pequeño-burgueses
Renacimiento, Sevilla, 2016

Cada vez más Juan Bonilla (Jerez de la Frontera, Cádiz, 1966) elabora sus poemas a partir de una idea previa cuyo curso natural no es siempre producir emoción en el lector, al menos no ese tipo de emoción que asociamos con el poema.

Todavía más virutas de taller
















MIGUEL D´ORS
Todavía más virutas de taller
Los papeles del sitio, Sevilla, 2016

«El hombre ha sido hecho para la felicidad; la literatura solo importa si nos ayuda a alcanzarla». Este es el lema que el profesor Miguel d´Ors defendía en sus clases en la Universidad de Granada y el que recuerda a unas alumnas cuando se excusa por no poder asistir a su graduación.

La poética de la libertad



 http://poeticadelalibertad.com/

Los responsables de la exposición La poética de la libertad le han puesto el título con el mismo criterio con que se bautiza un coche: porque suena bien y es sugerente.

Confuso laberinto


JAVIER SÁNCHEZ MENÉNDEZ
Confuso laberinto
Renacimiento, Sevilla, 2016

«Quieres saberlo todo y nada es permanente», se dice a sí mismo Javier Sánchez Menéndez (Puerto Real, Cádiz, 1964) en Confuso laberinto. Y añade que «solo existe lo efímero».

Autobiografía de Rojo















ANNE CARSON
Autobiografía de Rojo
Pre-Textos, Valencia, 2016


En torno al año 600 antes de Cristo, el poeta griego Estesícoro escribió 26 libros. En uno de ellos retrataba a Gerión, el monstruo al que mató Hércules en el décimo de sus trabajos. Solo se han encontrado fragmentos de este largo poema llamado Gerioneis (Canción de Gerión).

Unos días de invierno



ANTONIO MORENO
Unos días de invierno
Renacimiento, Sevilla, 2016

Curiosa la relación del haiku con el poema convencional. Un haiku es poesía, pero no es exactamente poesía. No se elabora, surge. Es el asombro de ver, de oír, de oler. Tan solo un destello.

Sin tiempo ni añoranza













ANTONIO MANILLA
Sin tiempo ni añoranza
Fundación Valparaíso, Mojácar (Almería), 2016

«Nos engaña el olvido. / Nos salva de nosotros». La vida, tal como la plantea en su último poemario Antonio Manilla (León, 1967) es una reconstrucción que vamos haciendo, mezcla de lo vivido, lo anhelado y lo fingido. La vida es una selección: «Lo que tus ojos vean, / eso existe».

Antonio Colinas, Obra poética completa











ANTONIO COLINAS
Obra poética completa
Siruela, Madrid, 2016

Oportuna la edición de esta obra poética completa de Antonio Colinas (La Bañeza, León, 1946), el flamante Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana. Pone a disposición de los lectores los dieciséis poemarios cerrados por el autor que rescata y amplía para la ocasión La viña salvaje y El laberinto invisible.

Tú me mueves













AGUSTÍN PÉREZ LEAL
Tú me mueves
Valencia, Pre-Textos, 2016

La poesía de Agustín Pérez Leal (Teruel, 1965) se dirige casi siempre en este libro a un interlocutor que a veces es la lluvia, otras un girasol, una calandria, la luz en varias ocasiones: «Alta brisa del sol, sagrado ahora / posado sobre el alma del aceite».

Un hombre sentado en una piedra












LEÓN MOLINA
Un hombre sentado en una piedra
La Isla de Siltolá, Sevilla, 2016

El cubano albaceteño León Molina (1959) ha encontrado la fórmula de la concisión. Sentado en una piedra de la aldea de Yetas, donde vive un retiro laboral y afortunado, absorbe la sabiduría de la propia piedra y del paisaje y de los seres que lo pueblan y nos la ofrece reflexionada y comprimida: «Observar a los pájaros / me ha enseñado a observar el mundo», asegura

Han venido unos amigos











ANTONI MARÍ
Han venido unos amigos
Renacimiento, Sevilla, 2016

Cuentan que Aleixandre, por el hábito de su mala salud, escribía acostado. Y hay quien asocia la postura con sus versos largos característicos. Lo he recordado leyendo Han venido unos amigos, de Toni Marí (Ibiza, 1944).

Ficciones para una autobiografía

ÁNGELES MORA
Ficciones para una autobiografía
Bartleby Editores, Madrid, 2015

Estoy hojeando libros en mi librería habitual, La Librería Popular, y al verme con uno entre las manos, se acerca Rocío muy discretamente y me susurra: «¿Sabes que es el Premio de la Crítica del año pasado?». No siempre los premios son garantía de calidad, pero Rocío es una librera lista, y me había visto paginar hacia atrás y adelante, catando poemas. El libro es de Ángeles Mora y se llama Ficciones para una autobiografía.

César Simón. Poesía completa

CÉSAR SIMÓN
Poesía completa
Edición de Vicente Gallego. Bibliografía de Begoña Pozo.
Editorial Pre-Textos, Valencia, 2016

Dice Vicente Gallego en el prólogo que cualquier tapia blanca iluminada por el sol le devuelve a la atmósfera de César Simón, y que también le pasa con el tapiz mítico del mar, el silencio de las habitaciones solitarias y esa luz como calcinada de ciertos días y ciertos lugares.

Poca cosa

FRUTOS SORIANO FERNÁNDEZ
Poca cosa

Uno Editorial (Haibooks), Albacete, 2016

Ya en los años 80 del pasado siglo andaba Frutos Soriano (Albacete, 1960) apasionado con el haiku y adaptándolo a nuesto idioma y nuestra cultura intentando respetar las sutiles exigencias de la tradición japonesa. Antes de terminar el siglo había reunido en una plaquette titulada Diario de un holgazán (La siesta del lobo, 1996) una colección de sus haikus que luego amplió en La Veleta.

Corteza de abedul













ANTONIO CABRERA
Corteza de abedul
Tusquets, Barcelona, 2016

El cormorán que impulsa la aurora con el vuelo de sus alas, la agitación de los charranes blancos, la paciencia del buitre, la lentitud de las gaviotas, la atención primitiva de la collalba, el ruiseñor, la golondrina, el vencejo que ilustran la primavera. Son correlatos del poeta, que encuentra en los pájaros la explicación de lo que está ocurriendo dentro de él.

Ser el canto














VICENTE GALLEGO
Ser el canto
Visor, Madrid, 2016

Vicente Gallego (Valencia, 1963) echó a cantar hace once años en su libro Cantar de ciego (2005). Eso no quiere decir que sus poemarios anteriores carezcan de la musicalidad del verso y no sean referencia obligada para los lectores de la última poesía española.

Fracturas

RUBÉN MARTÍN
Fracturas
Nausícaä, Murcia, 2016

Rubén Martín (Albacete, 1980) mantiene una contemplativa complicidad con las cosas, con los objetos inertes que le rodean y le devuelven reflejado su estado de ánimo.

Carlos Sahagún Poesías Completas (1957-2000)
















CARLOS SAHAGÚN
Poesías completas (1957-2000)
Renacimiento, Sevilla, 2016

Cuando la moda es publicar poemas cuanto antes y como sea, resulta singular que un poeta haya mantenido su creación lejos de la imprenta durante más de treinta y cinco años. Duele que vencida esa reticencia, estuviera preparando sus obras completas cuando murió, a finales del verano pasado.

Un verano en Sulpíride










ANDRÉS GÓMEZ MIRANDA
Un verano en Sulpíride
Ed. Baile del sol, Tenerife, 2016

Andrés Gómez Miranda (1967) defiende una «poesía de la interferencia» que no es capaz de hacer llegar más que «mensajes entrecortados y confusos, como los de aquellas emisoras de onda corta que escuchaba en mi niñez». Y esta idea de la fragmentación, que más que una idea ya es en sí misma un sentimiento, la aplica en las piezas que componen su libro Un verano en Sulpíride.

Hojarasca


















JOSÉ LUIS PARRA
Hojarasca
Editorial Renacimiento, Sevilla, 2016

Quien no haya leído antes a José Luis Parra (Madrid 1944-Valencia 2012) se sorprenderá al degustar los haikus y tankas que componen Hojarasca. Quien lo haya leído, también.

Movimientos insomnes














CLARA JANÉS
Movimientos insomnes
(edición de Jaime Siles)
Ed. Galaxia Gutenberg, Barcelona, 2015

Desde que empezó «andando versos» en su Barcelona natal hasta que ha sido designada para entrar en la Academia de la Lengua, Clara Janés (1940) ha entregado a la imprenta 29 poemarios. Al menos sobre ese número ha trabajado Jaime Siles en la selección que ha preparado para Galaxia Gutenberg.