Confuso laberinto


JAVIER SÁNCHEZ MENÉNDEZ
Confuso laberinto
Renacimiento, Sevilla, 2016

«Quieres saberlo todo y nada es permanente», se dice a sí mismo Javier Sánchez Menéndez (Puerto Real, Cádiz, 1964) en Confuso laberinto. Y añade que «solo existe lo efímero». Inmerso en estas constataciones, pero sin descartar sus contrarias, el libro es una búsqueda afanosa de certezas por medio de las palabras, por el procedimiento de remover en el magma de lo que tenemos ante los ojos, mezclado con lo que soñamos, con lo que intuimos, con lo que leemos, con lo que pensamos, con lo que sentimos. Confuso laberinto nombra todo eso a la vez en prosa con ritmo de poesía y además mezcla poesía, sin solución de continuidad. Tan pronto los dias se suceden en párrafos consecutivos, como aparecen y desayunan con el narrador autores que solo pueden estar vivos en sus escritos y en las quimeras de un lector obsesionado: «los libros no se leeen, se desmenuzan. Y eso es cuestión de tiempo». En esa lava fundida de todos los géneros, hay constantes que asoman y se esconden, que se pueden hilvanar y conforman una filosofía de la escritura, una poética: «la búsqueda es un proceso tan radical como verdadero». El autor se posiciona a partir de Juan Ramón en Existencia: «Hay una sombra en Moguer, en casa de JRJ. Dice la sombra que se llama esencia. Yo prefiero la existencia». Opta por la vida, con su laberíntica complejidad, antes que por la aislada pureza. En otra pieza, Matices y desvíos, describe los mecanismos que orientan su escritura: «Llevo media vida luchando con los desvíos que atacan mi poesía. Acechan, se esconden, maltratan. Descubrir los matices y admirarlos ocupan la otra media». Entre matices y desvíos está el juego que se dirime con el trabajo: «cuanto más leemos, más probabilidades tenemos que una moneda caiga de canto. Tendrás el primer matiz». En el burbujeante magma de la realidad, nada es permanente. Sánchez Menéndez tantea y avanza con la prosa, con sentencias que a veces cristalizan en aforismos: «No se puede vivir en la unidad sin haber existido en la separación». Martín López-Vega aclara en la contracubierta que el libro es el quinto de los diez que componen un proyecto englobador llamado Fábula.

Autobiografía de Rojo















ANNE CARSON
Autobiografía de Rojo
Pre-Textos, Valencia, 2016


En torno al año 600 antes de Cristo, el poeta griego Estesícoro escribió 26 libros. En uno de ellos retrataba a Gerión, el monstruo al que mató Hércules en el décimo de sus trabajos. Solo se han encontrado fragmentos de este largo poema llamado Gerioneis (Canción de Gerión).

Unos días de invierno



ANTONIO MORENO
Unos días de invierno
Renacimiento, Sevilla, 2016

Curiosa la relación del haiku con el poema convencional. Un haiku es poesía, pero no es exactamente poesía. No se elabora, surge. Es el asombro de ver, de oír, de oler. Tan solo un destello.

Sin tiempo ni añoranza













ANTONIO MANILLA
Sin tiempo ni añoranza
Fundación Valparaíso, Mojácar (Almería), 2016

«Nos engaña el olvido. / Nos salva de nosotros». La vida, tal como la plantea en su último poemario Antonio Manilla (León, 1967) es una reconstrucción que vamos haciendo, mezcla de lo vivido, lo anhelado y lo fingido. La vida es una selección: «Lo que tus ojos vean, / eso existe».

Antonio Colinas, Obra poética completa











ANTONIO COLINAS
Obra poética completa
Siruela, Madrid, 2016

Oportuna la edición de esta obra poética completa de Antonio Colinas (La Bañeza, León, 1946), el flamante Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana. Pone a disposición de los lectores los dieciséis poemarios cerrados por el autor que rescata y amplía para la ocasión La viña salvaje y El laberinto invisible.

Tú me mueves













AGUSTÍN PÉREZ LEAL
Tú me mueves
Valencia, Pre-Textos, 2016

La poesía de Agustín Pérez Leal (Teruel, 1965) se dirige casi siempre en este libro a un interlocutor que a veces es la lluvia, otras un girasol, una calandria, la luz en varias ocasiones: «Alta brisa del sol, sagrado ahora / posado sobre el alma del aceite».

Un hombre sentado en una piedra












LEÓN MOLINA
Un hombre sentado en una piedra
La Isla de Siltolá, Sevilla, 2016

El cubano albaceteño León Molina (1959) ha encontrado la fórmula de la concisión. Sentado en una piedra de la aldea de Yetas, donde vive un retiro laboral y afortunado, absorbe la sabiduría de la propia piedra y del paisaje y de los seres que lo pueblan y nos la ofrece reflexionada y comprimida: «Observar a los pájaros / me ha enseñado a observar el mundo», asegura

Han venido unos amigos











ANTONI MARÍ
Han venido unos amigos
Renacimiento, Sevilla, 2016

Cuentan que Aleixandre, por el hábito de su mala salud, escribía acostado. Y hay quien asocia la postura con sus versos largos característicos. Lo he recordado leyendo Han venido unos amigos, de Toni Marí (Ibiza, 1944).

Ficciones para una autobiografía

ÁNGELES MORA
Ficciones para una autobiografía
Bartleby Editores, Madrid, 2015

Estoy hojeando libros en mi librería habitual, La Librería Popular, y al verme con uno entre las manos, se acerca Rocío muy discretamente y me susurra: «¿Sabes que es el Premio de la Crítica del año pasado?». No siempre los premios son garantía de calidad, pero Rocío es una librera lista, y me había visto paginar hacia atrás y adelante, catando poemas. El libro es de Ángeles Mora y se llama Ficciones para una autobiografía.

César Simón. Poesía completa

CÉSAR SIMÓN
Poesía completa
Edición de Vicente Gallego. Bibliografía de Begoña Pozo.
Editorial Pre-Textos, Valencia, 2016

Dice Vicente Gallego en el prólogo que cualquier tapia blanca iluminada por el sol le devuelve a la atmósfera de César Simón, y que también le pasa con el tapiz mítico del mar, el silencio de las habitaciones solitarias y esa luz como calcinada de ciertos días y ciertos lugares.

Poca cosa

FRUTOS SORIANO FERNÁNDEZ
Poca cosa

Uno Editorial (Haibooks), Albacete, 2016

Ya en los años 80 del pasado siglo andaba Frutos Soriano (Albacete, 1960) apasionado con el haiku y adaptándolo a nuesto idioma y nuestra cultura intentando respetar las sutiles exigencias de la tradición japonesa. Antes de terminar el siglo había reunido en una plaquette titulada Diario de un holgazán (La siesta del lobo, 1996) una colección de sus haikus que luego amplió en La Veleta.

Corteza de abedul













ANTONIO CABRERA
Corteza de abedul
Tusquets, Barcelona, 2016

El cormorán que impulsa la aurora con el vuelo de sus alas, la agitación de los charranes blancos, la paciencia del buitre, la lentitud de las gaviotas, la atención primitiva de la collalba, el ruiseñor, la golondrina, el vencejo que ilustran la primavera. Son correlatos del poeta, que encuentra en los pájaros la explicación de lo que está ocurriendo dentro de él.

Ser el canto














VICENTE GALLEGO
Ser el canto
Visor, Madrid, 2016

Vicente Gallego (Valencia, 1963) echó a cantar hace once años en su libro Cantar de ciego (2005). Eso no quiere decir que sus poemarios anteriores carezcan de la musicalidad del verso y no sean referencia obligada para los lectores de la última poesía española.

Fracturas

RUBÉN MARTÍN
Fracturas
Nausícaä, Murcia, 2016

Rubén Martín (Albacete, 1980) mantiene una contemplativa complicidad con las cosas, con los objetos inertes que le rodean y le devuelven reflejado su estado de ánimo.

Carlos Sahagún Poesías Completas (1957-2000)
















CARLOS SAHAGÚN
Poesías completas (1957-2000)
Renacimiento, Sevilla, 2016

Cuando la moda es publicar poemas cuanto antes y como sea, resulta singular que un poeta haya mantenido su creación lejos de la imprenta durante más de treinta y cinco años. Duele que vencida esa reticencia, estuviera preparando sus obras completas cuando murió, a finales del verano pasado.

Un verano en Sulpíride










ANDRÉS GÓMEZ MIRANDA
Un verano en Sulpíride
Ed. Baile del sol, Tenerife, 2016

Andrés Gómez Miranda (1967) defiende una «poesía de la interferencia» que no es capaz de hacer llegar más que «mensajes entrecortados y confusos, como los de aquellas emisoras de onda corta que escuchaba en mi niñez». Y esta idea de la fragmentación, que más que una idea ya es en sí misma un sentimiento, la aplica en las piezas que componen su libro Un verano en Sulpíride.

Hojarasca


















JOSÉ LUIS PARRA
Hojarasca
Editorial Renacimiento, Sevilla, 2016

Quien no haya leído antes a José Luis Parra (Madrid 1944-Valencia 2012) se sorprenderá al degustar los haikus y tankas que componen Hojarasca. Quien lo haya leído, también.

Movimientos insomnes














CLARA JANÉS
Movimientos insomnes
(edición de Jaime Siles)
Ed. Galaxia Gutenberg, Barcelona, 2015

Desde que empezó «andando versos» en su Barcelona natal hasta que ha sido designada para entrar en la Academia de la Lengua, Clara Janés (1940) ha entregado a la imprenta 29 poemarios. Al menos sobre ese número ha trabajado Jaime Siles en la selección que ha preparado para Galaxia Gutenberg.

Salir de un Hopper












MARÍA ANTONIA RICAS
Salir de un Hopper
Ed. Celya, Toledo, 2016

Edward Hopper (1882-1967) fue el pintor estadounidense de la soledad, de la incomunicación en la vida cotidiana. Un pintor literario por tanto. La toledana María Antonia Ricas (1956) ha jugado a encarnar a las mujeres de los cuadros de Hopper desde su propia biografía, desde su propia carne.

Seek to know no more












JOSÉ MARÍA ÁLVAREZ
Seek to know no more
Renacimiento, Sevilla, 2016

«Qué sensación / de usar el tiempo bien, de que pasa / lentamente, con sentido, qué bocanada / de vida». Nos enreda José María Álvarez (Cartagena, 1942) hilvanando un poema con otro hasta conformar una conversación consigo mismo o con alguien muy cómplice.

Materia del asombro



JESÚS MUNÁRRIZ
Materia del asombro
Poesía Hiperíón, Madrid, 2016

La poesía española de las últimas décadas conoce bien a Jesús Munárriz (San Sebastián, 1940) y, tanto o más que a él, conoce su editorial, llamada Hiperión en honor de la obra emblemática de Hölderlin. Munárriz, especialista en alemán y traductor en varias lenguas, obtuvo el Premio Nacional a la mejor editorial cultural en 2004. Lleva además casi medio siglo coqueteando con la creación poética. Nada menos que diecinueve poemarios ha ido acumulando, aparte de innumerables inéditos.

Haciendo planes











KARMELO C. IRIBARREN
Haciendo planes
Ed. Renacimiento, Sevilla, 2016

La poesía completa de Karmelo C. Iribarren (San Sebastián, 1958) va sedimentando bajo el título de Seguro que esta historia te suena, del que Renacimiento publica con frecuencia ediciones revisadas y ampliadas.

C.P.Cavafis. Poesía completa

C.P. CAVAFIS
Poesía completa
Traducción de Juan Manuel Macías
Epílogo de Vicente Fernández González
Editorial Pre-Textos, Valencia, 2015
Sin saber griego, hemos leído a Cavafis muchas veces. Sabemos cómo suena, reconocemos su tono, su delicadeza para llevarnos de la mano al lado oscuro, que es siempre un lugar de la memoria. Hay un puñado de poemas suyos que forman parte de la antología mundial que compartimos. Se ha ido instalando en nosotros gracias a muchos intermediarios.

21Veintiúnversos/ 2

21veintiúnversos/ 2
Revista de poesía contemporánea
Valencia, Banda Legendaria, 2016
JUAN VICENTE PIQUERAS
Miel caída
Valencia, Banda Legendaria, 2016
La revista literaria es un género que antaño sirvió como catalizador de las vanguardias y que ahora sirve para relacionar y cohesionar grupos de escritores y lectores, que en el caso de la poesía vienen a ser casi lo mismo. Juan Pablo Zapater ha querido llenar un hueco en la literatura valenciana con la revista 21veintiúnversos y ha conseguido aglutinar en torno a ella a un apretado grupo de escritores y de gente relacionada con la cultura.

La apuesta














DIONISIA GARCÍA
La apuesta
Nausicaä, Murcia, 2016

Dionisia García (Fuente-Álamo de Albacete, 1929) ha escrito su poemario distinto. Lo es desde el título: una apuesta puede ser un simple juego; pero La apuesta, con el artículo definido por delante, la apuesta con mayúscula, se hace sobre la mesa de la vida con el «no va más» como consigna, con el «me lo juego todo a ese número o a ese color» que no reserva más fichas ni más cartas para futuras tiradas.

La enredadera


SUSANA BENET
La enredadera
Renacimiento, Sevilla, 2015
El haiku está viviendo una verdadera moda en España, dentro de las reducidas magnitudes en que un subgénero de la poesía puede ponerse de moda. Hasta las últimas décadas no se ha logrado trasladar con solvencia este poema de tres versos de origen japonés a nuestro idioma porque los primeros intentos incluían retruécanos, metáforas e incluso rimas que distorsionaban la sencillez original del haiku, que solo pretende captar con palabras un instante de los sentidos. Nada más, pero tampoco nada menos. Ahora proliferan las antologías, los sustanciosos análisis y los autores. Entre estos últimos, Susana Benet es una de las más celebradas por los degustadores del género.

Hierba en los tejados


 RAFAEL ESPEJO
Hierba en los tejados
Pre-Textos, Valencia, 2015

Observar el mundo es aprender a distinguir lo que pasa fuera y lo que ocurre dentro de nosotros, lo que llamamos conciencia. En esa frontera han trabajado muchos poetas. Uno de los más cercanos y certeros fue César Simón. Rafael Espejo (Palma del Río, Córdoba, 1975) se maneja en ese umbral, entre lo que se mueve y cambia fuera del poeta y lo que se mueve y cambia a su alrededor. Ese es su material poético: «he aquí el lenguaje / buscando realidad a lo que significo».

Barbarie















                                                              ANDRÉS GARCÍA CERDÁN
Barbarie
2015, Ediciones Rialp, Madrid

Todos los sentimientos, bien aprovechados, sirven para hacer poesía. Se puede hacer poesía con la indignación como demuestra Andrés García Cerdán (Fuenteálamo, Albacete, 1972) en el poema Los bárbaros. Indignación por las obras de arte que están desapareciendo en Oriente bajo el vandalismo ciego de los fanáticos religiosos: «En Nínive, degüellan al ídolo, de un tajo, / las radiales». Indignación que parece una continuación necesaria del poema de Kavafis Esperando a los bárbaros y que acaba incluyendo a toda la especie humana: «Sobrevive la infamia de saber / que somos la alimaña más dañina..».

El lugar en mí


ANTONIO MANILLA
El lugar en mí
2015, Editorial Reino de Cordelia, Madrid

Antonio Manilla (León, 1967) es un paisajista. Entre pintores parece pasado de moda. En poesía más. Nos viene de Yeats la tradición de menospreciar a los poetas descriptivos, que heredaron Pound y Eliot, aunque este último aceptaba que el paisaje pudiera ser un reflejo de lo que estaba ocurriendo en el ánimo del poeta, lo que llamó correlato objetivo. Sin embargo también hay una tradición de grandísimos poetas paisajistas que demostraron que todas las teorías negadoras pueden contradecirse, incluso en la cuna de los negadores. Es el caso de Edward Thomas. Manilla pertenece a esta categoría.