Miguel Ángel Velasco, Pólvora en el sueño

MIGUEL ÁNGEL VELASCO
Pólvora en el sueño
Edición de Alfredo Rodríguez
Chamán Ediciones, Albacete, 2017
Miguel Ángel Velasco (Palma de Mallorca, 1963-2010) ha sido uno de los poetas españoles más originales de las últimas décadas.

Adam Zagajewski, Asimetría

ADAM ZAGAJEWSKI
Asimetría
Traducción de Xavier Farré
Acantilado, Barcelona, 2017
Mi primo Hannes «se reía de mí, decía que era un necrófilo, / un cementeriófilo literario». Este fugaz retrato de Adam Zagajewski encaja con el contenido de su último poemario publicado en España hasta la fecha, Asimetría.

Gunnar Ekelöf, Partitura

GUNNAR EKELÖF
Partitura
Edición bilingüe. Traducción de Francisco J. Uriz
Fundación Ortega Muñoz, Badajoz, 2017
En 1958, Gunnar Ekelöf entró en la Academia Sueca, la que decide los Nobel de Literatura. Dos años después firmó su obra cumbre, la trilogía Diván, referencia obligada de la poesía sueca del siglo XX. Apenas ocho años más tarde murió de cáncer.

Philip Levine, The Simple Truth

Foto: Jim Wilson, The New York Times
PHILIP LEVINE
The Simple Truth
Prólogo y traducción de Juan José Vélez Otero
Valparaíso Ediciones, Granada, 2017
«Si no puedes oírme, escucha / al menos la oración de la tierra que desprende/ el olor del parto y los gusanos, o los cantos / de alas húmedas y oscuras».

José Cereijo, Árbol desnudo

JOSÉ CEREIJO
Árbol desnudo
Selección y prólogo de Javier Lostalé
Renacimiento, Sevilla, 2017
«Canto / lo distinto de mí, lo que me niega». José Cereijo (Redondela, Pontevedra, 1957) es uno de esos poetas que transmiten sosiego y armonía.

Mark Strand, El monumento

MARK STRAND
El monumento
Traducción de Dámaso López García
Visor, Madrid, 2017
Mark Strand (1934-2014) quiso emular con un libro esos monumentos funerarios que han perdido los nombres de los homenajeados y son solo monumentos anónimos.

John Berger, Y nuestros rostros...

Ulf Andersen/Getting images
JOHN BERGER
Y nuestros rostros, mi vida, breves como fotos
Ilustraciones de Leticia Ruifernández
Traducción de Pilar Vázquez
Prólogo de Manuel Rivas

Nórdica Libros, Madrid, 2017
«En el silencio que dejamos atrás / no oímos ya la lejanía». John Berger (Londres, 1926) murió en París en enero de 2017 y nos ha legado un libro póstumo de largo título, Y nuestros rostros, mi vida, breves como fotos.

Ada Salas, Escribir y borrar

ADA SALAS
Escribir y borrar. Antología esencial 1994-2016
Antología y prólogo de José Luis Rozas Bravo
Fondo de Cultura Económica, Madrid, 2016
Cuando un poema te toca es como si recibieses una descarga eléctrica, te provoca un temblor que te conecta con la corriente de la vida.

José Luis Piquero, Tienes que irte

JOSÉ LUIS PIQUERO
Tienes que irte
Isla de Siltolá, Sevilla, 2017
Hay presentimientos que nos estremecen, cosas que podrían ocurrirnos y que nos da escalofrío hasta considerar; por eso las eludimos. Ahí se mueve José Luis Piquero (Mieres, 1967) como pez en el agua.

Walt Whitman, Obra escogida

WALT WHITMAN
Obra escogida
Traducción Concha Zardoya, introducción Edgardo Dobry
Penguin Clásicos, Barcelona, 2017
Walt Whitman (1819-1892) no me parece el mismo en sus prosas que en sus Hojas de hierba. Finalmente la voz de sus poemas es un personaje.

Tan Taigi, Gato sin dueño

TAN TAIGI
Gato sin dueño
Selección, traducción, introducción y notas de Fernando Rodríguez-Izquierdo y Gavala
Satori, Gijón, 2017
Se imponen los géneros breves, como el aforismo o el microrrelato. Al mismo tiempo, o con ellos, el haiku ha entrado con la fuerza de un tsunami en la poesía occidental. A sus practicantes les gusta mantener la conexión con el espíritu japonés que está en el origen del género.

Karmelo C. Iribarren, Mientras me alejo

KARMELO C. IRIBARREN
Mientras me alejo
Visor, Madrid, 2017
«Tus lectores no leen lo que has escrito: lo protagonizan». De esta atinada manera define Luis Alberto de Cuenca la poesía de Karmelo C. Iribarren.

Lorenzo Oliván, Dejar la piel

LORENZO OLIVÁN
Dejar la piel (Pensamiento y visión) 1986-2016
Pre-Textos, Valencia, 2017
«En un cristal casi se reflejan las almas. En un espejo, definitivamente, solo los cuerpos». Lorenzo Oliván (Castro Urdiales, 1986)

Itziar Mínguez, Qwerty

ITZIAR MÍNGUEZ
Qwerty
Isla de Siltolá, Sevilla, 2017
La línea superior del teclado, la que primero se aprende a manejar con la mano izquierda, esa es la inocente clave del título de este poemario en el que Itziar Mínguez nos muestra que el mundo de nuestras emociones depende también de estas pequeñas herramientas,

Javier Vela, Fábula

Foto Juan María Rodríguez
Javier Vela
Fábula
Vandalia, Sevilla, 2017
«A veces, escribimos a la luz de una lámpara lo que otros escribieron a la luz de una vela». El madrileño Javier Vela (1981)

Safo, Poesías

SAFO
Poesías
Traducción y comentarios Juan Manuel Macías
Biblioteca La Oficina, Madrid, 2017
Quedan solo fragmentos de su obra. No se sabe si llegó a escribirlos o solo los recitaba porque, cuando vivió Safo, la escritura alfabética apenas llevaba trescientos años entre los griegos y tenía un carácter ritual.

Andrés García Cerdán, Puntos de no retorno

ANDRÉS GARCÍA CERDÁN
Puntos de no retorno
Reino de Cordelia, Madrid, 2017
Puntos de no retorno es el poemario de un rockero. Contiene las nostalgias de alguien que creció y ha madurado oyendo a Eddie Vedder, Ramones, Bob Dylan, Rollings o Antonio Vega.

Antonio Moreno, Estar no estando

ANTONIO MORENO
Estar no estando
Pre-textos, Valencia, 2017
Antonio Moreno (Alicante, 1964) se ha echado al camino para seguir un tramo de la Vía de la Plata y lo ha contado luego en el libro Estar no estando.

Julien Vocance, Cien visiones de guerra

JULIEN VOCANCE
Cien visiones de guerra
Traducción de Susana Benet
Renacimiento, Sevilla, 2017
Las guerras parecen poco inspiradoras cuando uno está en una trinchera, con barro hasta los ojos, tratando de sobrevivir. Y sin embargo el francés Joseph Seguin (1878-1954) escribió cien pequeños poemas sobre su experiencia en la I Guerra Mundial.

León Molina, Esperando a los pájaros del sur

Foto Ana Sotos
LEÓN MOLINA
Esperando a los pájaros del sur.
Poesía reunida (2004-2016)

Siltolá Poesía, Sevilla, 2017
El cubano albaceteño León Molina Pantiga (1959) lleva años escribiendo en busca de la coherencia.

Borges esencial

JORGE LUIS BORGES
Borges esencial
Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española
Penguin Random House Grupo Editorial, S.L.U., Barcelona, 2017
Borges admite que se le atribuyan, de forma creíble, textos que no son suyos, con tal de que respeten el estilo. Una de las características de un clásico. Es más que un autor de poemas, ensayos o cuentos: es toda una literatura que lleva su nombre.

Díaz de Castro, Cuestión de tiempo

FRANCISCO DÍAZ DE CASTRO
Cuestión de tiempo
Renacimiento, Sevilla, 2017
Hace seis años que Francisco Díaz de Castro (Valencia, 1947) reunió su obra poética completa en un volumen titulado Material para nunca, que le prologaba Álvaro Salvador. El último de sus libros exentos hasta esa fecha era, y sigue siendo, Hasta mañana, mar (2005).

Juan Marqués, Blanco roto

JUAN MARQUÉS
Blanco roto
Pre-Textos, Valencia, 2017
Juan Marqués (Zaragoza, 1980) ha declarado que defiende el poema pequeño más que el breve, entendiendo por pequeño «sencillo, modesto, en voz baja». Aclara que el poema pequeño suele ser, además breve, aunque no siempre.

Sangre seca, de Josep M. Rodríguez

FOTO MARÍA ÀNGELS ALSINA

JOSEP M. RODRÍGUEZ
Sangre secaHiperión, Madrid, 2017
XXIV Premio Ciudad de Córdoba "Ricardo Molina"
«Poesía, / sangre seca» son los versos finales del poema que abre el libro y proporcionan el título. Es el sexto poemario exento de Josep M. Rodríguez (Súria, Barcelona, 1976). Las piezas van tomando forma ante los ojos como una yuxtaposición de estrofas cortas, de imágenes tan cautivadoras que a veces nos distraen del hilo conductor.

Sharon Olds,La célula de oro

SHARON OLDS
La célula de oro
Traducción y prólogo de Óscar Curieses
Bartleby Editores, Madrid, 2017
Sharon Olds (San Francisco, 1942) es la poeta viva más laureada de Estados Unidos. Ganó el Pulitzer y el T.S. Eliot con su último libro, Stag’s Leap. Los medios de comunicación destacaron que la colección trataba del dolor y la larga recuperación que le supuso a la escritora el divorcio del hombre con quien había convivido treinta años. Así de biográfico y descarnado se resume.

Luna en el río, haikus de concurso

Varios autores
Luna en el río
Uno Editorial, Albacete, 2017
Que una facultad de Derecho patrocine uno de los concursos de haikus más reconocidos en castellano quizá no sea un haiku, pero tiene algo de oxímoron. Sin embargo, es real. Y además ha superado la octava edición. Y, por si fuera poco, los haikus premiados se publican con mimo.

Gloria Fuertes, antologías

GLORIA FUERTES

Geografía humana y otros poemas

Nórdica, Madrid, 2017

Me crece la barba. Poemas para mayores y menores

Penguin Random House, Barcelona, 2017

El libro de Gloria. Antología de poemas y vida
Blackie Books, Barcelona, 2017
A veces un buen poeta puede convertirse en el peor enemigo de sí mismo. Gloria Fuertes, autodeclarada «estajanovista del verso» en una de sus piezas más conocidas, señala que en esa época escribía dos o tres poemas diarios, y reconoce que no los arreglaba.

Luis Bagué, Clima mediterráneo

Luis Bagué Quílez
Clima mediterráneoVisor, Madrid, 2017
Un mar es un tapiz, una superficie fija y a la vez cambiante que lo contiene todo y nos contiene a todos. Luis Bagué Quílez (Palafruguell, 1978) ha puesto el mar en el bastidor de la poesía.

González-Calero, Ida y vuelta

ALFONSO GONZÁLEZ-CALERO GARCÍA
Ida y vuelta
(poemas 1985-2015)
Almud ediciones de Castilla-La Mancha, Toledo, 2017
«Pero entre tanto has descubierto al fin un orden / una frase que enuncia la escala de deberes: / tu amor, los amigos, los otros, el mundo». Lo primero que sorprende de este poemario de Alfonso González-Calero (Ciudad Real, 1951) es que sea su primer libro publicado.

Jiménez Millán, Ciudades

ANTONIO JIMÉNEZ MILLÁN
Ciudades
Renacimiento, Sevilla, 2017
Los poemas de Antonio Jiménez Millán (Granada, 1954) miran hacia el pasado. Hacen un recuento minucioso, una comprobación detallada de que cada barrio, cada calle, cada caserón, cada ventana empañada está en el sitio donde la dejó el poeta.

Elizabeth Bishop, Poesía completa

ELIZABETH BISHOP
Obra completa. 1 poesíaVaso Roto, Madrid, 2016
La dosis es importante en todas las cosas. La poesía requiere intensidad y eso equivale a decir que necesita dosis ajustadas. Sin embargo, a veces también nos apetece conocer a un poeta en toda su dimensión, hasta en los pequeños detalles, hasta en los poemas que no llegó a publicar y que probablemente hubiera preferido que desaparecieran.

Miguel d'Ors, Manzanas robadas

MIGUEL D'ORS
Manzanas robadas
Renacimiento, Sevilla, 2017
Maravilla comprobar con qué pocos elementos se pueden tocar tantas teclas. Miguel d’Ors se ha replegado en Pontevedra y allí teje sus versos con el paisaje y la memoria como únicos materiales poéticos, que diría Gil de Biedma.

José Ramón Ripoll, El lenguaje de los otros

JOSÉ´RAMÓN RIPOLL
El lenguaje de los otros
Visor, Madrid, 2016
Los aficionados a la poesía seguimos con expectación el premio Loewe porque durante mucho tiempo ha sido referencia, ha alumbrado libros excelentes y hasta ha encumbrado a algún desconocido, como excepción a la regla.

Pilar Verdú, Reino de esponjas

Foto: Eduardo Navarro

PILAR VERDÚ
Reino de esponjas
Tigres de papel, Madrid, 2016
La muerte es uno de los grandes temas de la poesía de todos los tiempos. Paradójicamente, hay infinitamente menos poemas dedicados a la más tierna infancia, desde el nacimiento hasta que el niño consigue comunicarse. Tal vez porque el parto y la primera crianza son experiencias exclusivas de la mitad de la población, hasta ahora eclipsada por el patriarcado imperante. Esa es la reflexión que hace Pilar Verdú cuando presenta su libro Reino de esponjas, cuyo título alude precisamente al lecho amniótico. Añade Verdú que cada vez hay más poemarios dedicados a la maternidad, pero que la mayoría abordan procesos anómalos o dolorosos, y menos veces se centran en maternidades normales, como si, por ser más comunes, perdieran el don de emocionar. Lo que ha hecho la poeta sevillana, recriada en Valencia, es intentar elevar los hitos de su propia experiencia a emociones universales. El libro reúne 33 poemas, ordenados según la cronología vital de su hijo, desde el embarazo hasta que el niño empieza a expresarse con cierta corrección. Dicho de otro modo, desde que «Ahora estoy aprendiendo a amarte sin palabras / -porque tú no las tienes todavía-», hasta que «me dices un buen día / “mamá, esto se me ha roto”», en vez de rompido. Esas 33 partes en las que está dividido el proceso suelen partir de anécdotas que la escritora, con oficio, intenta guiar hacia un guiño, una insinuación, una conclusión feliz. Volvemos a encontrarnos con la dificultad de convertir una vivencia poderosamente íntima en un artefacto capaz de crear sugerencias en extraños. Cuando Verdú explica sus poemas, consigue involucrarnos. Me hago la pregunta de qué pasará si leemos, sin conocer detalles, el poema en el que el niño devora la salsa de tomate: «Yo quisiera, hijo mío, / que no se te pasara / esa avidez impúdica / por comerte la vida, / por mancharte con ella / y devorarla, / y sonreír, si puedes, / a los postres». O el poema en el que palpa el bulto palpitante del niño dormido, o en el que observan juntos el pájaro muerto, cuyo final me impresiona especialmente: «mientras iban llegando las hormigas». De nuevo la vida y la muerte emocionando juntas.

Brenda Ascoz, Llorona

BRENDA ASCOZ
Llorona
La isla de Siltolá, Sevilla, 2016
La franqueza en poesía es solo un efecto; persigue un fin: que el lector se emocione. Desde el título, Llorona, el último poemario de Brenda Ascoz (Torrejón de Ardoz, 1974) transmite franqueza, una de las formas de la sinceridad.

Emily Dickinson, Carta al mundo

EMILY DICKINSON
Carta al mundo
Traducción de José Cereijo y Miranda Taibo
Renacimiento, Sevilla, 2016
Cuesta acercarse a Emily Dickinson (Amherst, Massachusetts, 1830-1886) sin imaginarse a su hermana Vinnie descubriendo ocultos, en la habitación de la poeta  recién fallecida, 40 volúmenes encuadernados a mano con más de 800 poemas inéditos.

José Mateos, Otras canciones

JOSÉ MATEOS
Otras canciones
Pre-Textos, Valencia, 2016
A veces la vida llega con formato de poema, a veces con formato de prosa. En José Mateos (Jerez de la Frontera, 1963), la voz siempre consigue elevar lo que nombra. Presenta el libro Otras canciones como la prolongación de Un año en otra vida, un diario mestizo que publicó en 2015.

Padre, de Juan Vicente Piqueras

JUAN VICENTE PIQUERAS
Padre

Renacimiento, Sevilla, 2016
Padre es la historia de una disolución, la disolución de una memoria, de un hombre, de una aldea y de un modo de concebir la existencia: «cuando hayan muerto las últimas manos / que sabían hacer pleita / el mundo quedará en manos de aquellos / cuyas manos no sabrán qué hacer».

Karmelo C. Iribarren, Pequeños incidentes

KARMELO C. IRIBARREN
Pequeños incidentes
Visor, Madrid, 2017
Poco a poco, Karmelo C. Iribarren (San Sebastián, 1959) se ha ido haciendo con un público, eso que rara vez alcanza un género tan minoritario como la poesía. La mejor prueba es que sale otra antología de sus poemas. Las anteriores, Seguro que esta historia te suena, donde se actualiza la obra completa del donostiarra, y La ciudad, una selección personal presentada por Joaquín Juan Penalva, se publicaron en Renacimiento. La nueva, que aparece en Visor, no la ha preparado el autor, aunque el libro no indica quién ha sido el antólogo. Luis García Montero ha puesto su oficio en la tarea de prologar una poesía que, como la de Larkin, se explica tan bien sola que cualquier comentario parece superfluo. Pero hace su trabajo. Señala la galería de personajes marginales con los que se identifica el poeta, sus lugares, «donde la eternidad se viste de rutina», su naturalidad sin alardes, su escepticismo. «El protagonismo en la exigencia literaria», dice, recae sobre todo en «el ejercicio de mirar». «Los lectores oímos un murmullo de dignidad secreta». Después, la poesía se se queda sola y nos lleva por las calles de la ciudad de la voz de ese personaje que pasea, observa y cuenta lo que ve, la mayoría de las veces en unos pocos versos que parecen haber sido recortados para disimular la brevedad. Como también señala Montero, el modo de escribir de Iribarren no ha variado desde su primer libro, La condición urbana (1995). A partir de entonces, solo ha introducido matices, suficientes para que cada lluvia, cada bar y cada mirada al mar sea distinta. De los diez poemarios que abarca la selección podemos agavillar varias poéticas, que convierten a la poesía en un personaje más: «Aún te visita a veces, como le gusta / hacerlo siempre: por sorpresa. / Sabes que es ella / por el ritmo especial con que se mueve, / ese ritmo que hace / que aunque no diga nada de interés / lo diga de forma interesante». Iribarren, que es un lector asiduo de novela negra, sabe que lo importante no es el crimen, sino el ambiente, los personajes, el modo de contarlo, el contraste del muerto con la vida. Lo importante es que la vida no se vaya de rositas.

Jordi Doce, No estábamos allí

JORDI DOCE
No estábamos allí

Pre-Textos, Valencia, 2016
El mundo es imperfecto y la literatura y el arte han intentado durante demasiado tiempo transmitirnos la sensación de que tiene sentido. Pero la vida no solo no acaba bien nunca, sino que muchas veces tampoco empieza bien. Y el entenderla, aunque sea a ratos, es solo un espejismo.

Yves Bonnefoy, La larga cadena del ancla

Foto: Éric Feferberg Agence France-Presse
YVES BONNEFOY
La larga cadena del ancla
La hora presente
Edición, traducción y prólogo de Enrique Moreno Castillo
Galaxia Gutenberg, Barcelona, 2016

«Quien tiene el pensamiento del horizonte no tiene dios: le bastan esas lejanías…». Yves Bonnefoy murió en 2016.

Ida Vitale, Mella y criba

Foto Samuel Sánchez
IDA VITALE
Mella y criba
Pre-textos, Valencia, 2010
Sobrevida
Selección y prólogo de Minerva Margarita Villarreal, epílogo de Jessica Nieto
Esdrújula, Granada, 2016
«Solo tendremos lo que hayamos dado». Con este verso, cercano a Juan de la Cruz, abre Ida Vitale su poema «Patrimonio», en el que una vez más hace balance. Nacida en Montevideo en 1923, Vitale ha sido compañera de generación de Mario Benedetti, Juan Carlos Onetti, Carlos Maggi e Idea Vilariño.

Bajo la sombra del árbol en llamas

ANA MARTÍNEZ CASTILLO
Bajo la sombra del árbol en llamas
La isla de Siltolá, Sevilla, 2016
Hay un surrealismo que parece brotar siempre de Sobre los ángeles de Alberti y de Poeta en Nueva York de Lorca, que fueron libros de cabecera de la Blanca Andreu de De una niña de provincias que se vino a vivir en un Chagall. Ahí, con los mestizajes actualizadores, han mamado casi todos los neosurrealistas españoles que han venido después y han merecido la pena.

Entretiempo, de Juan Lamillar

foto Paco Fuentes
JUAN LAMILLAR
Entretiempo
(Antología poética, 1982-2009)
Prólogo de J.L. García Martín
Ed. Renacimiento, Sevilla, 2016

Vivimos sometidos al vaivén de las noticias. Hasta una mansa nevada nos supone un sobresalto. Y no obstante, hay palabras capaces de hacernos regresar a la quietud primordial. Cualquier poema bueno es un billete. Pero hay poetas con un don característico para lograr que las palabras acaricien. Juan Lamillar (Sevilla, 1957) ha regresado con una antología de las rayadas de Renacimiento.

Philip Larkin, Antología poética

PHILIP LARKIN
Antología poética
Edición de Damià Alou
Cátedra, Madrid, 2016
Hace poco más de un año que apareció la poesía reunida de Philip Larkin en una lujosa edición en Lumen. Parecía que ahí estaba todo Larkin en castellano, definitivamente, por lo que no esperábamos sorpresas. Sin embargo, echando la ojeada rutinaria en Librería Popular, me encuentro con una nueva antología firmada por Damià Alou, el mismo editor y co-traductor de la antología de Lumen.

El peligro y el sueño

El peligro y el sueño
Selección poética de Andrés García Cerdán
Frontispicio por Antonio Gamoneda
Editorial Celya, Toledo, 2016
Las antologías poéticas colectivas son muestrarios que sirven para agrupar autores, relacionarlos o descubrirlos. La que nos ocupa, preparada por Andrés García Cerdán, pretende acusar un fenómeno: la repentina aparición de un conjunto de escritores con una cierta «coherencia y proyección» en una provincia, Albacete, que hasta el siglo XXI prácticamente no había existido para el género.

El desapercibido, de Antonio Cabrera

foto Sonia Tercero

ANTONIO CABRERA
El desapercibido
Editorial Pepitas de calabaza, Logroño, 2016
Antonio Cabrera (Medina Sidonia, 1958) tiene tres facetas bien definidas que abarcan su totalidad como escritor: la de poeta, la de naturalista y la de filósofo.

El bosque sin regreso, de Rivero Taravillo

ANTONIO RIVERO TARAVILLO
El bosque sin regreso
La isla de Siltolá, Sevilla, 2016
Escribir de amor, con toda la historia de la literatura a tus espaldas, es un reto terrible porque cómo puedes decir algo que verdaderamente suene a nuevo.

La galla ciencia 6

LA GALLA CIENCIA, 6
Varios autores
Murcia, 2016
Cada vez que se presenta una revista poética, se reaviva la pregunta de para qué sirven las revistas poéticas.

Haiku de las estaciones

VARIOS AUTORES
Haiku de las estaciones
Coordinación Alberto Manzano, colaboran Francisco Lapuerta, Javier Parrilla y Tutomu Takagi
Hiperión, Madrid, Edición d 1985 revisada en 2016
Hay cosas que reconcilian con uno mismo: cuando el frío te arrincona ante una manta y un buen libro, a veces se agradece lo que ya conocías. El haiku ha ido expandiéndose sin perder su pequeño tamaño, se ha modernizado, se ha occidentalizado, pero conviene no perder de vista sus orígenes y regresar a ellos de vez en cuando para orientarse.